Pirelli defiende sus neumáticos

Neumáticos Pirelli Hamilton

El pasado fin de semana se vivió, en Silverstone, una situación que (exceptuando el Gran Premio de EE.UU. de 2005) nunca antes se había visto en la Fórmula 1. Las quejas fueron generalizadas y todo señala a los neumáticos Pirelli como culpables. Sergio Pérez, Louis Hamilton y Felipe Massa, por nombrar los más significativos, se vieron obligados a entrar en boxes con solo 3 de las ruedas montadas en sus respectivos coches. Ahora Pirelli se defiende de las acusaciones como puede, pero lo cierto es que el asunto pinta mal.

Pirelli considera que los problemas ocurridos en el Gran Premio de Inglaterra son de este y de los equipos por las siguientes razones:

1. El montaje invertido de los neumáticos traseros (el izquierdo en la derecha y viceversa) este año tienen un diseño asimétrico por lo que no son intercambiables de hecho exterior e interior resisten presiones diferentes pudiendo comprometer el cambio a la integridad de las gomas, aún más en el caso de Silverstone conocido por sus curvas rápidas y bordillos agresivos. Es de comentar que ya alguna vez se han montado al revés neumáticos en otros grandes premios y que además la propia Pirelli no ha impedido que los equipos lo hagan.

2. Presiones inferiores a lo recomendado por el fabricante.

3. El ángulo excesivo de las caídas de los monoplazas, información con la que Pirelli no cuenta en detalle.

4. Pianos agresivos en curvas rápidas, más concretamente en la curva 4 donde se produjeron la mayoría de los incidentes.

Además, se queja de que los equipos no le permitieron arreglar los problemas de delaminación al no probar los neumáticos experimentales del GP de Canadá. Por otro lado afirman que estos problemas fueron resueltos con una cinta adhesiva entre carcasa y banda de rodadura.

Desde Pirelli concluyen que sus neumáticos no son peligrosos y no perjudican a la seguridad del  piloto siendo usados correctamente. Para seguir en esta línea, en el GP de Alemania, serán reforzados con kevlar y en los siguientes serán una mezcla de los actuales y los de  2012 previa prueba en el Test de Jóvenes Pilotos.

Por otro lado Jean Alesi, embajador de la marca acusa directamente a la FIA de pedirles “unos neumáticos que degradaran rápidamente” y que “había un plan para resolverlo, pero algunos equipos se opusieron” malinterpretándose el cambio en sus pruebas con mercedes hasta tal punto que se pensó en despedir a Charlie Whithing, delegado técnico y director de carreras, tal y como contamos hace unos días.

A partir de aquí cada uno sacará sus propias conclusiones pero, teniendo en cuenta que los problemas que saca a debate Pirelli ya estaban ahí, cuesta creer que de verdad supongan un problema capaz de desencadenar semejante “espectáculo”, palabra, esta vez, usada de forma peyorativa. Sobre el contrato de Pirelli con la FIA… ya veremos qué sucede.

Sobre el Autor: Isersys